Parches de Capsaicina

Unidad de Dolor y Cuidados Paliativos

Parches de Capsaicina: Nueva alternativa terapéutica para tratar el dolor neuropático

El Hospital La Paloma, a través de la Unidad de Dolor y Cuidados Paliativos, ofrece a sus pacientes una nueva alternativa terapéutica para tratar del dolor neuropático: los parches que contienen Capsaicina. Gracias a la acción de este componente, extraído de un tipo de guindilla, se produce un alivio del dolor durante varios meses.

Si el dolor se ha convertido en un problema que afecta a tu calidad de vida y a la de tu entorno, no lo dudes y pide cita en la Unidad de Dolor y Cuidados Paliativos. Nuestros profesionales sabrán valorar tu caso y establecer el tratamiento más adecuado.

¿Tienes alguna pregunta o quieres pedir cita? ¡Rellena el formulario o llámanos al 928 23 44 66!

Trabajamos también con seguros privados y admitimos pólizas de salud de reembolso.

PIDE CITA

¿Qué incluye el tratamiento con Parches de Capsaicina?

Consulta en la Unidad Multidisciplinar de Dolor y Cuidados Paliativos

Evaluación médica.

Solicitud / Valoración de Pruebas complementarias

Propuesta y explicación detallada de alternativas de tratamiento

Exploración física.

Aplicación del tratamiento

¿Tienes alguna duda y quieres preguntarnos? ¡Llámanos!

928 23 44 66

928 23 44 66

Pide cita

Más Información

¿Para qué pacientes está indicado el uso del parche de capsaicina?

El parche con capsaicina está indicado para cualquier tipo de dolor neuropático, como neuralgia post herpética, la neuropatía diabética dolorosa, generalmente como ayuda cuando los medicamentos orales no han alcanzado el objetivo terapéutico, y en supuestos de neuropatíaía periférica dolorosa, asociada al virus de la inmunodeficiencia humana adquirida (VIH).

Pues si el dolor crónico tiene un abordaje complejo, cuando el dolor es neuropático es aún más difícil su tratamiento debido a su resistencia a los analgésicos convencionales.

La neuralgia posherpética o dolor nervioso después del herpes es una de las complicaciones del herpes zóster, una dolorosa erupción de ampollas de líquido generadas por la reactivación del virus varicela-zóster, que es el causante de la varicela.

Genera un dolor continuo a lo largo de un nervio y sus ramificaciones, que se extiende más allá de un mes y medio tras desaparecer las lesiones en la piel, con un dolor quemante, de aparición brusca y continuada.

Por su parte, la neuropatía diabética dolorosa es uno de los tipos de daños graves que se generan en los nervios si se padece diabetes, afectando principalmente a los nervios de piernas y pies, lo que se conoce como Pie Diabético, que en casos graves puede llevar a la amputación.

La neuropatía diabética dolorosa puede reflejarse hasta en el 50% de las personas con diabetes, si bien se podría prevenir o reducir su avance con un adecuado control de la glucosa en sangre y un estilo de vida saludable.

Los síntomas más habituales son el de sensación de hormigueo o falta de sensibilidad en manos o pies; un repentino dolor agudo y punzante que no remite con analgésicos convencionales; sensibilidad extrema en manos o pies; debilidad en las extremidades; e incluso la aparición de úlceras o lesiones en la piel que no curan con facilidad.

La neuropatía diabética es más frecuente en personas mayores, así como en diabéticos que no han llevado un buen control de su glucemia, provocando un deterioro de la calidad de vida y en algunos casos un alto grado de invalidez.

También está indicada para casos de neuropatía periférica dolorosa, asociada al VIH, cuyos pacientes experimenta un dolor que puede ser incapacitante entre el 70-90% de los casos.

El dolor está derivado por la propia infección por VIH y por los efectos neurotóxicos de tratamientos antirretrovirales. Según estudios de casos en los que se utilizaron parches de capsaicina en concentraciones altas –8%–, junto con otras sustancias, los pacientes encontraron mejoría en su dolor.

 

¿Qué es la capsaicina?

Se trata de una sustancia que se obtiene de un tipo de guindillas.

Este elemento en un principio genera irritación, escozor y picor para, a continuación, producir en la zona donde se aplica una pérdida de sensibilidad de manera prolongada, teniendo una efectividad analgésica, de bloqueo de la sensibilidad ante estímulos dolorosos.

¿Cómo se aplican los parches con capsaicina?

  • Debe ser administrado por un médico o un profesional sanitario bajo su supervisión, lo cual es muy importante.
  • El médico delimitará la zona de aplicación.
  • El parche se ha de colocar bajo una piel seca e intacta y sin irritación.
  • El máximo de parches a colocar en la zona dolorosa es de 4.
  • Una vez retirado el parche se saneará la zona tratada con un gel limpiador determinado durante al menos un minuto, para retirar a continuación suavemente con agua y jabón.
  • Se podrá aplicar de nuevo el parche si el dolor se repite, pasados como mínimo 90 días.
  • Pueden pasar entre 1 y 3 semanas antes de que note alivio del dolor con el parche con capsaicina; si transcurrido ese tiempo continúa notando mucho dolor, debería hablar con su médico.

¿Qué información debe saber previamente el paciente?

Antes de administrar el parche es necesario que el paciente conozca las expectativas reales que puede tener con este tratamiento, así como la posibilidad de repetir el tratamiento si el dolor vuelve a aparecer.

La administración es dolorosa, previa a la aplicación de parche se puede utilizar un anestésico tópico, frío local u opioides de acción corta, por ello, se insiste en que debe ser bajo la estricta vigilancia y/o supervisión de un médico.

¿Qué reacciones puede originar su aplicación?

Durante las primeras semanas tras el tratamiento el paciente puede experimentar dolor, quemazón, eritema, prurito e hinchazón.

Si así fuera, consulte con su médico inmediatamente.

Pide cita

    Deseo ser informado sobre noticias, eventos y servicios del Hospital La Paloma, S.A.

    Responsable: HOSPITAL LA PALOMA, S.A., NIF: A35005842 y domicilio: C/ Maestro Valle, 20, 35005, Las Palmas de G.C., Las Palmas, España. teléfono: 928 234 466. Delegado de protección de datos: Lilliam Valenzuela - Certificada por esquema nacional de la Agencia Española de Protección de Datos. Correo de protección de datos: rgpd@hospitallapaloma.com.

    Finalidad del tratamiento: Gestionar su solicitud de cita, información o consulta. Si consiente, mantenerle informado sobre noticias, eventos y servicios del Hospital.

    Base de legitimación: Consentimiento

    Conservación: Conservaremos la información mientras sea necesaria para atender su solicitud y cumplir con los fines para lo cuales la hemos recabado, mientras no solicite su derecho de supresión.

    Destinatarios: Sus datos no serán cedidos a terceros salvo para el cumplimiento de obligaciones legales o la defensa de reclamaciones.

    Derechos: Puede ejercitarlos a través del email rgpd@hospitallapaloma.com, o bien presencialmente las instalaciones del Hospital. Si considera vulnerados sus derechos puede presentar una reclamación ante www.aepd.es.

    Por favor, lea nuestra Política de Privacidad., que contiene toda la información sobre el tratamiento de datos, no solo como usuario de la página web sino también como paciente del Hospital.