Tratamiento de Punción Seca para dolor de cuello

El 80% de la población sufre o ha sufrido de dolor de cuello y afecta más a mujeres que hombres. ¿Padeces de dolor de cuello o cervicalgia?

Aprovecha las ventajas del Tratamiento de Punción Seca para dolor de cuello por sólo 25€/sesión. Sólo hasta el 15 de marzo. Pide cita en la Unidad de Medicina Física y Rehabilitación del Hospital La Paloma.

*El precio de la sesión no incluye el coste de la consulta

¿Qué es una Cervicalgia o Dolor de Cuello?

Se trata de una contracción muscular involuntaria y persistente, palpable al tacto. Un músculo contraído que se inserta en una vértebra, puede tirar de ella provocando mala alineación de las vértebras. El dolor y la tensión en esta zona puede causar inflamación de la columna cervical con limitación de la movilidad por lo que se ve disminuida su calidad de vida.

El dolor cervical es bastante molesto, impide realizar las actividades de la vida diaria, y quien padece cervicalgia siente que es una emergencia eliminar el dolor debido a qué con frecuencia aparecen síntomas de vértigos, mareos, cefaleas agudas e incluso síntomas irradiados hacia los miembros superiores. Las cervicalgias o dolor de cuello se benefician de la técnica de la punción seca.

La punción seca es una técnica semi-invasiva que utiliza agujas de acupuntura para el tratamiento del síndrome de dolor miofascial producido por los puntos de gatillo, que son nódulos hipersensibles dentro de una banda tensa en el músculo o en su fascia asociada. Éstos nódulos se originan cuando varias regiones de la fibra quedan contraídas, lo cual disminuye el flujo sanguíneo. Esto disminuye el flujo sanguíneo.

La punción seca puede ser superficial o profunda. En el caso de la primera, la aguja llega a una profundidad máxima de 1mm. En la punción profunda las agujas llegan hasta el punto gatillo. Tras la punción seca es recomendable la realización de estiramientos ayudados de una contracción voluntaria del músculo.

Las causas del dolor de cuello o cervicalgia pueden ser:

  • La cervicalgia puede presentarse debido a una mala postura. Un traumatismo, maloclusión mandibular, alteración de la visión . Esto produce una pensión involuntaria en los músculos del cuello que, a su vez, origina un bloqueo de las vértebras cervicales.
  • Estos bloqueos vertebrales, si se mantienen en el tiempo, pueden provocar un dolor crónico por desgaste de las vértebras conocido como artrosis cervical o cervicoartrosis o un dolor agudo por presión sobre el disco inter-vertebral que puede provocar una hernia discal cervical qué afectará a una raíz nerviosa que provocará dolor en el brazo.
  • Por contracturas musculares y puntos gatillos miofasciales en trapecios y musculatura cervical.
  • Posterior a sufrir un latigazo cervical.
  • Enfermedades inflamatorias como la artritis reumatoide o la espondilitis anquilosante.
  • En muchas ocasiones la tensión muscular y el bloqueo de las vértebras cervicales están provocadas por estrés.

PIDE CITA

Acepto la política de privacidad

banners-8b