‘Dolor de huesos’, inflamación, disminución de la capacidad de movimiento…Estos son algunos de los síntomas que sufren las personas que padecen artrosis y que les impide continuar con su rutina normal. Por ello es tan importante aliviar los síntomas para poder mantener una buena calidad de vida.

En el Hospital La Paloma ofrecemos a nuestros pacientes la magnetoterapia. Un tratamiento complementario al farmacológico muy efectivo en el alivio de los síntomas de la artrosis. Por sólo 20€ /sesión. Pide ya tu cita.

La artrosis u osteoartritis es una enfermedad crónica que afecta a unos siete millones de personas en España. Ésta causa dolor, inflamación y reduce la capacidad de movimiento de las articulaciones. Las zonas más afectadas son las manos, las rodillas, las caderas y la columna, aunque puede llegar a aparecer en cualquier articulación.

Esta enfermedad se asocia con personas mayores, sin embargo también afecta a personas jóvenes o a aquellas con antecedentes familiares, también a deportistas o a mujeres tras la menopausia.

Quienes la padecen manifiestan con frecuencia dolor, rigidez cuando está un tiempo sin realizar actividad, inflamación de la articulación dañada, deformación por el crecimiento lateral de los huesos y crujidos al mover la articulación.

La magnetoterapia es un tratamiento que consta de un equipo que emite campos magnéticos pulsátiles que ajustados a parámetros de frecuencia e intensidad, se aplican a numerosas patologías.

El equipo de magnetoterapia consta de una consola y un aplicador o solenoide. El panel central de la consola permite seleccionar los principales parámetros que se ajustarán dependiendo de la intensidad y el tiempo de evolución de los síntomas:
– La forma de la onda que hay que aplicar: continua, a impulsos, sinusoidal, rectangular, etc.
– La frecuencia entre 1 y 100 Hz.
– La intensidad de 1 a 100 Gauss.

Los tratamientos se realizan habitualmente en forma de ciclos de 10 y 15 sesiones La frecuencia se estima generalmente entre 3 y 5 veces por semana. El tiempo de aplicación puede variar entre 20 y 40 minutos por sesión.

La magnetoterapia se puede combinar con ejercicios activos que favorezcan el fortalecimiento de la musculatura de la zona afectada y con una dieta saludable que evite el sobrepeso.

– Disminuye el dolor de los huesos y articulaciones
– Retrasa el proceso degenerativo de las articulaciones
– No produce efectos secundarios
– Mejora la oxigenación de los tejidos y su hidratación
– Reduce la inflamación

PIDE CITA

Acepto la política de privacidad