Empieza hoy a cuidarte

¿Con la llegada de la menopausia has notado un aumento de peso? Los cambios hormonales de la menopausia tienen consecuencias en todo tu organismo y a través de la alimentación se pueden mejorar sus efectos.

Desde la Unidad de Nutrición y Dietética del Hospital La Paloma hemos creado un programa de Dieta en la menopausia para que empieces a cuidarte desde hoy mismo. Por sólo 90€ (antes 110€) tienes un estudio corporal, una dieta personalizada y una tabla de ejercicios. Ahora es el momento de equilibrar tu vida. Pide ya tu cita aquí Sólo en septiembre.

  • Visita para analizar los hábitos alimentarios y estudiar la composición corporal de la paciente (medición de grasa y musculatura) 
  • Crear una dieta adaptada a esta etapa de la vida para cubrir requerimiento como el calcio, omega 3 o la fibra. 
  • Crear una tabla de ejercicios para disminuir la grasa corporal y aumentar la musculatura. 

Seguir unos hábitos alimentarios saludables a lo largo de toda la vida ayuda a reducir los síntomas y efectos que tiene la menopausia sobre la mujer, además de prevenir otras patologías.  

En la menopausia es fundamental cuidar la alimentacion reduciendo el consumo de grasas y sal, controlar el peso y hacer ejercicio físico para reducir el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares.

Estos son los principales efectos que tiene la menopausia en las mujeres y se pueden disminuir su incidencia mediante la alimentación: 

  • Insomnio y malestar anímico. Estos efectos se pueden reducir consumiendo productos que aumenten la producción de serotonina y produzcan bienestar emocional como el chocolate negro, plátano o nueces.  
  • Cansancio continuo. En este caso se aconseja comer pequeñas cantidades durante todo el día y evitar azúcares o bebidas estimulantes.  
  • Descalcificación ósea. En la menopausia el cuerpo deja de producir estrógenos (que protegen el tejido óseo) se producen alteraciones en la regulación del calcio, lo que puede conllevar una pérdida de masa ósea. Los especialistas recomiendan tomar productos con calcio, reducir la ingesta de sal y tomar alimentos con vitamina D.  
  • Aumento del riesgo cardiovascular. Es frecuente que aumenten los niveles de colesterol por lo que se deben incorporar grasas saludables a la dieta (frutos secos, aguacate…) y reducir las grasas saturadas.

PIDE CITA

Acepto la política de privacidad

banners-8b