consulta_especializada_en_hernias_de_columna_en_Hospital_La_Paloma_en_Las_Palmas

HERNIA DISCAL

Consulta especializada, diagnóstico y tratamiento

Consulta Especializada en Hernia Discal

La hernia discal se presenta con mayor frecuencia en la parte baja o lumbar de la columna vertebral. Se trata de una de las causas más comunes de dolor lumbar y dolor irradiado hacia la pierna (ciática).

 

Un porcentaje importante de las personas con dolor lumbar y dolor irradiado hacia la pierna presentan hernia discal. Ante la sospecha, es muy importante asistir al especialista cuanto antes para determinar cuál es el tratamiento adecuado.

 

El Hospital La Paloma, a través de la Unidad Multidisciplinar de Cirugía Endoscópica de Columna, ha creado una Consulta Especializada en Hernia Discal, para diagnosticar y tratar este tipo de patologías. Ante cualquier dolor que haga sospechar que tiene una hernia, pide cita través del formulario o llamando al teléfono 928 23 44 66.

¿Qué incluye la Consulta Especializada en Hernia Discal?

Consulta con el especialista

Revisión de pruebas médicas

Exploración física de la zona afectada

Diagnóstico

Indicación de tratamiento

¿Tienes alguna duda y quieres preguntarnos? ¡Llámanos!

928 23 44 66

928 23 44 66

Pide cita

Más Información

¿Qué es una hernia discal?

La hernia discal es una patología en la que parte del disco intervertebral se desplaza hacia la raíz nerviosa. La compresión de esta raíz produce dolor que se irradia desde la región lumbar y glúteo hacia la pierna.

Debemos saber que existen diferentes términos utilizados para la enfermedad del disco intervertebral:

 

    • Protusión discal
    • Hernia discal o hernia de disco
    • Rotura de anillo fibroso («disco roto»)
    • Enfermedad degenerativa del disco
    • Disco negro

 

Pero lo más importante es el diagnóstico médico de la patología de columna. Identificaremos la causa real del dolor en la espalda y el dolor irradiado. El especialista en este tipo de patologías determinará dicha causa a través de:

 

  • Revisión del historial médico
  • Exploración física
  • Pruebas diagnósticas de diagnóstico

¿Qué síntomas produce la hernia discal?

  • Dolor lumbar o lumbalgia. La lumbalgia es el motivo más frecuente de consulta. Se produce por contractura de la musculatura lumbar e inflamación en las articulaciones entre las vértebras (articulaciones facetarias). En ocasiones se acompaña de dolor, hormigueo o dificultad de movimiento en la pierna como consecuencia de la compresión de la raíz nerviosa.
  • Dolor tipo ciática. Habitualmente se manifiesta por dolor irradiado a una de las piernas. Se produce dolor por el territorio inervado por el nervio ciático compuesto por raíces nerviosas L4, L5, S1, S2 y S3. El dolor se origina en la región lumbosacra y glútea y recorre la parte posterior del muslo hasta tobillo y pie.
  • Dolor, hormigueos o falta de sensibilidad en la cara anterolateral del muslo cuando se produce compresión de las raíces nerviosas de L2 a L4 (nervio femoral o crural).
  • Alteración de fuerza y reflejos.
  • Alteración de esfínteres en los casos de hernias discales gigantes.

Tratamiento de la hernia discal con cirugía endoscópica

La endoscopia se define como la observación directa mediante un sistema óptico o endoscopio (tubo con iluminación conectado a una cámara de vídeo y monitor de televisión).

 

La endoscopia de columna consiste en la introducción de una cámara (incisión en la piel de 1 centímetro) en el interior de la columna vertebral sin la sección de músculos. Esto nos permite una visualización directa de las estructuras y un acceso completo a la hernia discal con un menor daño que las técnicas convencionales.

 

Las técnicas endoscópicas han demostrado resultados equivalentes a las técnicas convencionales (microdiscectomía / discectomía abierta) con una serie de ventajas:

  • Incisión más pequeña con menor daño en los tejidos (músculos, ligamentos y hueso) y, por lo tanto, con menor formación de tejido cicatricial (menos cicatrización alrededor del nervio, también denominada fibrosis epidural).
  • Menor dolor postquirúrgico y menor necesidad de analgésicos.
  • Recuperación muy rápida y un retorno al trabajo más temprano.
  • Menor tiempo de ingreso hospitalario.
  • Menos complicaciones quirúrgicas, menos infección postquirúrgica y menor sangrado.
  • Mejor visualización de la anatomía que el microscopio (gracias a la angulación de la óptica).
  • Puede realizarse sin anestesia general mediante anestesia locorregional y sedación. De esta forma, el paciente nos ayuda a controlar las posibles complicaciones neurológicas.

Pide cita

Deseo recibir información sobre las novedades y promociones de Hospital la Paloma