Consulta Especializada para Tiroides

El 8% de la población tiene hipotiroidismo, el trastorno de la glándula de tiroides más frecuente en Canarias. Además de este, existen otros problemas tiroideos como el hipertiroidismo, el cáncer de tiroides, los nódulos o el bocio que afectan gravemente al funcionamiento normal de nuestro organismo. 

Para una mejor prevención, diagnóstico y tratamiento de todos los problemas de tiroides, en el Hospital La Paloma hemos creado una Consulta Especializada para Tiroides 

Pide ya tu cita en el 928 23 44 66. 

*Consulta condiciones en el hospital 

  • Consulta medicina interna.  
  • Prueba de tiroides – Perfil tiroideo (TSH, T3 Y T4 total). 
  • Ecografía tiroides.  
  • Plan de tratamiento. 
  • Diagnóstico. 
  • Equipo médico especializado. 

La tiroides es una glándula, que tiene forma de mariposa y está ubicada en el cuello (justo por encima de la clavícula). La glándula tiene como función producir hormonas tiroideas y hacer que lleguen al torrente sanguíneo. Además, participa en muchas funciones básicas de nuestro organismo, como: 

  • Regular la temperatura corporal y el metabolismo. 
  • Regula la asimilación de nutrientes. 
  • El sistema nervioso necesita de esta glándula para su desarrollo. 
  • Es necesario en el crecimiento. 
  • Control del peso, del ritmo cardiaco y del nivel de colesterol en sangre. 
  • Control del estado de la piel y fortaleza muscular. 
  • El trastorno más frecuente de la tiroides es el hipotiroidismo. 
  • Hipertiroidismo. 
  • Cáncer de tiroides. 
  • Bocio (agrandamiento de la tiroides). 
  • Nódulos (bultos en la tiroides). 
  • Tiroiditis (hinchazón de la tiroides). 

La enfermedad de la tiroides es más frecuente es las mujeres que en los hombres. De hecho, una de cada ocho mujeres desarrollará problemas en las mismas a lo largo de su vida. 

Estas son las consecuencias que tiene en las mujeres: 

  • Problemas en el ciclo menstrual, ya que la tiroides lo controla. Por ello los periodos puedes ser escasos, prolongados o irregulares. Incluso, puede hacer que desaparezca el periodo durante meses.  
  • Problemas para quedarse embarazada. La tiroides afecta a la ovulación. 
  • Problemas durante el embrazado, tanto para la madre como para el bebé.  

El hipotiroidismo se produce cuando la glándula no produce suficientes hormonas, lo que ralentiza ciertas funciones del organismo (como el metabolismo). Este puede aparecer debido al tratamiento para el hipertiroidismo, como consecuencia del tratamientos de ciertos cánceres mediante radiación o por la extirpación de la tiroides.  

Los síntomas más frecuentes son: 

  • Debilidad. 
  • Calambres musculares. 
  • Cansancio y somnolencia. 
  • Retraso psicomotor. 
  • Disminución de la memoria y falta de concentración.  

El hipotiroidismo se trata con fármacos que aportan la hormona tiroidea al organismo para que funcione adecuadamente.  

Al contrario que el hipotiroidismo, en estos casos la tiroides es hiperactiva, lo que hace que produzca más hormonas tiroideas de la que el cuerpo necesita. Esto hace que muchas funciones del organismo estén aceleradas, como el metabolismo o el ritmo cardiaco.  

El 2% de las mujeres adultas lo padecen.  

Quienes sufren hipertiroidismo manifiestan estos síntomas: 

  • Nerviosismo. 
  • Debilidad. 
  • Sudoración excesiva e intolerancia al calor. 
  • Palpitaciones. 
  • Insomnio y pérdida de peso. 

El cáncer se produce cuando las células de la tiroides se multiplican y las células cancerosas dan lugar a nódulos en la glándula. Estos nódulos pueden llegar, incluso, hasta los ganglios linfáticos y torrente sanguíneo.  

Cada año se diagnostican en nuestro país 3.000 cánceres de tiroides. Aunque no es un tipo de cáncer muy común, la detección precoz permite lograr altas tasas de curación. 

Los nódulos tiroideos afectan al 30% de la población, aunque solo se palpa en el 7% de ellos. Aunque la mayoría son benignos, se estima que un 5-15% de ellos pueden ser cáncer de tiroides. Se trata de unos bultos de líquido que se forman en el interior de la tiroides.  

Los síntomas que presentan son: 

  • Bulto en el cuello. 
  • Dolor en la parte frontal del cuello. 
  • Ronquera o cambio de voz. 
  • Dificultad para respirar. 
  • Tos. 
  • Problemas de deglución. 

En el caso de la tiroides, el diagnóstico comienza con la elaboración de una historia clínica, un examen físico y pruebas específicas. En ciertos casos podrá ser necesaria una biopsia.  

Con la ecografía se pueden observar imágenes de la glándula tiroidea y las estructuras adyacentes del cuello. Al acudir a una ecografía hay que llevar ropa cómoda y suelta. No se permite llevar joyas durante la prueba.  

Se debe consultar al médico cuando se refiera alguno de los síntomas mencionados en aparados anteriores, además de alguno de estos: 

  • Adelgazamiento repentino. 
  • Palpitaciones cardiacas. 
  • Trastornos del sueño. 
  • Debilidad muscular. 
  • Nerviosismo. 

 

PIDE CITA

Acepto la política de privacidad