Las revisiones ginecológicas anuales son imprescindibles para prevenir y diagnosticar a tiempo las patologías ginecológica. Estas consultas son también el mejor momento para que las mujeres puedan resolver todas aquellas dudas que les surjan acerca de las ETS, la salud ginecológica, los hábitos a seguir…

Para hacerte aún más fácil tus revisiones en el Hospital La Paloma te ofrecemos una revisión ginecológica completa. Incluye citología vaginal, ecografía transvaginal y consulta ginecológica. ¡Ahora incluye ecografía de mamas! Pide cita aquí.

Los ginecólogos explican que aquellas mujeres que mantienen relaciones sexuales deben acudir periódicamente a realizar una revisión ginecológica para prevenir alteraciones del sistema genital femenino.

Además, en estas consultas puedes resolver todas las dudas que tengas referentes a sexualidad, anticoncepción, posibles alteraciones en tu ciclo, infecciones…

Los especialistas recomiendan que la primera visita al ginecólogo sea tras la primera menstruación o tras mantener las primeras relaciones sexuales. También si está considerando comenzar con las relaciones sexuales.

En una revisión ginecológica el médico comenzará realizando la historia clínica por lo que realiza un cuestionario para conocer el estado físico de la paciente, sus hábitos, sus antecedentes tanto familiares como personales, el peso, la altura y se toma la tensión.

A continuación, procede a realizar la exploración y la ecografía transvaginal. En caso de ser necesario realizará pruebas complementarias como la citología vaginal o una ecografía de mama.

La ecografía de mamas permite detectar el 94% de los tumores pequeños en mujeres con mamas densas, ya que facilita la observación de la mama desde diferentes planos. Aun así, también es importante que la mujer realice autoexploraciones en casa al menos una vez al mes. Así puede detectar con rapidez cualquier cambio o anomalía en la misma.

La citología o prueba de Papanicolau es imprescindible para prevenir el cáncer de cérvix. Éste consiste en raspar suavemente la superficie del cérvix para lograr una muestra de las células de la vagina y del cuello del útero.

Al analizarlas se podrá comprobar si existen lesiones premalignas o malignas a causa del Virus del Papiloma Humano (VPH).

Aunque esta prueba se realiza una vez la paciente ha mantenido relaciones sexuales, también puede realizar con anterioridad a éstas y debe repetirse cada tres años, salvo que el ginecólogo establezca un periodo menor.

– Programar la cita cinco días después del periodo menstrual
– No utilizar tampones o medicamentos vaginales en los 2-3 días previos
– Evitar las duchas vaginales
– No mantener relaciones sexuales en los dos días anteriores

La ecografía de mamas se realiza a través de ondas de ultrasonido y en aquellas mujeres que tienen mamas densas porque permite observar la mama en diferentes planos y detectar así anomalías con más claridad.

PIDE CITA

Acepto la política de privacidad